En el PRI, somos apestados.


01 abril 2016


Tercera y última parte

Material. Cortesía de El Universal.

Entrevista que realizó el periodista Carlos Benavides.

¿Qué municipios gobierna Antorcha?

- Está Chimalhuacán, Ixtapaluca, en el Estado de México. Está Mecayapan, en Veracruz... creo que hay otro, me parece que son dos municipios en Veracruz; están cinco municipios en San Luis Potosí y en Puebla seis... y nada más. O sea, totalizando serán unos 15 municipios en todo el país.

En la Cámara de Diputados federal, ¿con cuántos representantes cuentan?

- En este año tenemos seis representantes, tres de Puebla y tres del Estado de México. Esto, lo debo subrayar, tampoco es un regalo del PRI, y no lo digo por malagradecido, no lo digo porque quiera yo desconocer o porque, como luego dicen, quiera yo morder la mano que me da de comer. A mí no me da de comer nadie en la mano, yo me gano lo que como.

A casi 30 años de ir con el PRI Antorcha Campesina o Movimiento Antorchista está en camino a convertirse en un partido político. ¿Está listo para ser una fuerza política independiente al PRI

- Si recordamos lo que yo dije acerca de por qué y cómo entramos a ser parte del sector agrario del PRI nadie se sorprenderá si yo le digo que Antorcha ha estado siempre muy alimentada, muy imbuida en la idea de que somos una organización independiente. Muchas veces, compañeros que no saben mucho de diplomacia ni de tacto político se avientan abiertamente a decir: “yo no soy priísta”, “yo no sé por qué dicen que soy del PRI, yo soy antorchista”. Eso es cierto, siempre hemos estado imbuidos de esa idea, porque así nacimos y nuestra causa así lo exige.

Pero no lo podemos plantear a fecha precisa porque no es un objetivo en sí, el partido político para nosotros no es un objetivo, es un medio para llevar adelante con más independencia, con mayor autenticidad y a lo mejor con mejores resultados, el programa, la lucha social de Antorcha. Para nosotros eso es el partido, de eso no hay duda, siempre ha estado en nuestra mente y no tenemos por qué haberlo abandonado. Como no es una meta, sino sólo una herramienta, nosotros decimos y nosotros nos vamos a convertir en partido cuando tengamos las condiciones reales para funcionar como un partido político independiente y de verdadera oposición.

¿A mediano, corto plazo...?

- Pues no tan largo plazo, porque en el largo plazo nosotros vamos a estar muertos... No sé, en 10-15 años, porque esto urge.

Después de haber leído algunas críticas suyas y expresar algunas molestias me parecía que incluso la salida del PRI sería en un tiempo menor al que nos dice.

- Es probable, no está usted muy equivocado, algo de eso quise decir, y sí, tiene usted razón y debo de decirle que mi molestia no era sólo con el PRI, también con el PAN, porque sobre todo la prensa poblana dicen que los antorchas ya están traicionando, que los antorchas ya se vendieron con Rafael Moreno Valle (el gobernador de Puebla, miembro del PAN), que los antorchas ya se vendieron al PRI, que los antorchistas ya traicionaron a Blanca Alcalá (candidata del PRI a la gubernatura de Puebla). A mí no me pueden acusar de traicionar a Blanca Alcalá porque yo no le debo nada a Blanca Alcalá. Hay muchos que le deben hasta los calcetines al PRI y andan traicionándolos, yo no. Si yo voto por el PRI es por simple honradez y por simple limpieza moral, porque nosotros estamos dentro del PRI, pero a mí no me pueden acusar de traidor, como si yo le debiera al PRI un favor especial y ahora estuviera pateando el pesebre. Yo he hablado con Moreno Valle y es cierto, yo he negociado con Moreno Valle, pero no bajo cuerda, yo no hago ese tipo de negociaciones. Antorcha no sirve para eso. ¿Yo qué voy a negociar?, ¿yo qué le voy a dar a Moreno Valle? Yo he negociado con él porque es el gobernador del estado y porque él tiene que resolver las demandas de Antorcha, pero como en este país todo mundo anda negociando en lo oscurito y todo mundo anda escondiendo su provecho creen que yo también pertenezco a esa fauna, pues se equivocan, yo no pertenezco a esa fauna. Si yo mañana voto por un candidato del PAN será porque me consta que va a hacer mejor las cosas que muchos priístas, lo cual es posible porque ni modo que nos van a decir los priístas que ellos son modelos de políticos eficaces y honrados a nivel mundial, eso no es cierto; lo dirán, pero yo no lo creo.

¿En el PRI lo están tratando como aliado, como amigo?

- En el PRI siempre se nos ha tratado como arrimados, como apestados, siempre. No sé si exactamente todos, porque yo sí he notado en algunos momentos gente que no nos mira tanto así, pero siempre ha estado presente una fracción que, según yo, nunca nos ha digerido ni con salsa mil islas. No nos quieren, y desgraciadamente yo tengo la mayoría de veces una sensación de lo que leo, de lo que siento, que es esta corriente la que siempre se impone, la que nos mira mal, la que nos patea, la que nos insulta. Incluso, ha habido gente que dice “Antorcha no es del PRI”, y luego: “vénganse, hay que votar por el PRI”. ¿Cómo le vamos a hacer?

¿El paso natural sería dejar de pertenecer al PRI para ir hacia la independencia de un partido propio?

 -Así es.

¿Pero hay uno intermedio? ¿Usted vislumbra la posibilidad de que un día Antorcha votará en mayoría por algún otro partido?

-No, no lo vislumbro, porque el día en que Antorcha se sumara, por ejemplo, a López Obrador, eso sí, tendríamos que renunciar previamente al PRI.

En una elección que se vislumbra muy reñida y podría llevar a tercios el voto, cuando usted tiene sobre la mesa una fuerza de un millón 200 mil personas, en una elección tan cerrada le permite cambiar el escenario. ¿Aun así usted no vería en algún momento a Antorcha Campesina, si se sintiera maltratada por el PRI, optar por otra opción? 

Sí, sí veo ese momento, ¿cómo no? Sin embargo, y así lo quiero subrayar, nos estamos moviendo en un escenario puramente hipotético, digamos, un ejercicio de prospectiva, necesitaría yo, para poder contestar con responsabilidad y sin meterme a riesgos inútiles estar hablando en concreto primero de los candidatos que todavía no están definidos y, segundo, comprobar qué trato nos dan, qué papel nos asignan, qué importancia nos dan los candidatos, el del PRI o los que sean, eso es muy importante para nosotros. Hay que irse con mucho cuidado en esto. Los intereses de Antorcha, los intereses legítimos de Antorcha, requieren de mí mucha responsabilidad. Por eso digo, el ejercicio que usted me propone yo lo acepto; no pierdo nada en hacer ese ejercicio y decir: sí, si en algún momento dado yo miro muy adversas las condiciones en el PRI, incluso agresivas, hasta por razones de sobrevivencia, pues sí.

¿Habría un candidato o un partido en especial con el que Antorcha nunca iría o iría con cualquiera?

- No, yo no conozco, no tengo relaciones personales para poder hacer un ejercicio de este tipo y no caer en una suposición a lo mejor hasta injusta. Yo necesitaría hablar no sólo del ideario político de la gente, sino ver. Yo ahorita no puedo hacer ningún juicio, no sólo por precaución, que tengo derecho a ser precavido, es más, la obligación de ser precavido, pero además por honestidad yo nunca he tratado personalmente con los candidatos que se mencionan, ni al licenciado (Miguel) Osorio Chong, ni al doctor (Luis) Videgaray, ni Andrés Manuel López Obrador, nunca he hablado con López Obrador, no tengo ni idea de cómo piensa el señor, entonces no me puedo orientar ni puedo darle algún peso a mi opinión. Yo necesito ver, a ver qué sucede, entonces pronto tomaremos una decisión, que tendrá que ser cuidadosa porque los intereses de Antorcha son delicados y porque es mucha la gente que depende de mí.

Cuando dice tomaremos una decisión, ¿se refiere específicamente a quién?

- A la dirección nacional de Antorcha.

¿No al ingeniero Aquiles?

- No, no... esto es una aclaración muy importante: en Antorcha no hay un solo organismo, no hay una sola autoridad unipersonal. Esa es una manera de evitar el caudillismo y el abuso individual del poder. Todos, absolutamente todos y a todos los niveles, pertenecemos a un órgano colectivo y ese órgano colectivo tiene pleno poder sobre nosotros, para autorizarnos, para aprobarnos una propuesta o para rechazarla por otra. Yo no tomo decisiones personales y menos de esta envergadura.

Esta noticias se ha leído 255 veces